Ir al contenido | Ir al menú

Han ayudado en el desarrollo...

  • Pedro Reina, destacado paladín del software libre, que:
    1. me convenció de que Animalandia debía ser libre (sólo bajo tortura confesaría cómo era antes el programa).
    2. me llevó de la mano en mis primeros pasos con html, con php, con postgresql...
    3. vino a casa e instaló la primera Debian.
    4. ha dado cobijo a Animalandia en su servidor hasta la mudanza a la sede actual y mantiene un vínculo.
    5. sigue alumbrando el camino resolviendo dudas, proponiendo soluciones, metiéndonos en líos...
  • José Alberto Vinagrero, debianero cañero, biólogo molecular, que fue profesor de Tecnología y responsable de TIC del IES Juan Carlos I, que acostumbraba a ir siempre dos pasos por delante del resto del mundo, dando machetazos a derecha e izquierda. (Magnífica metáfora para decir que muchas líneas de este código se obtuvieron cortando y pegando otras suyas).
  • Agustín Senderos, Jefe del Departamento de Biología y Geología del IES Juan Carlos I, por su ánimo y apoyo constante, y su inestimable colaboración en la identificación de muchas de las imágenes.
  • Gutxi Haitz Céspedes Murias, de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, diseñó el logo de Animalandia para la portada del portal de Educamadrid durante las jornadas sobre 'Educación y Software libre'.
  • Álvaro Lisón Gómez, que se ha encargado de los estilos de la nueva versión de Animalandia.
  • Lourdes Regidor, que ha estado durante el curso 2005-2006 en el IES Juan Carlos I, dando suficientes argumentos para entender por qué va a aprobar la oposición, nos ayuda con el francés y con su extremada simpatía.
  • Anja Geisler (anfibia en dos mundos lingüísticos) nos traduce las informaciones de diversas especies que encontramos en alemán.
  • Javier Gómez Recuero, del Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES Juan Carlos I, nos ayuda con las citas que aparecen en la portada.
  • Isabel Bores, empeñada en mantener vivas las lenguas muertas, nos resuelve los enigmas del latín que con tanta habilidad usaban los padres de la Taxonomía.
  • Por último queremos expresar nuestro agradecimiento a Eugenio Roanes Macías por su forma de enseñarnos matemáticas y los primeros pasos de programación durante los tres años que cursamos en la Escuela de Magisterio Pablo Montesinos de Madrid, por su amistad que perdura a pesar del tiempo y lo poco que la cuidamos y, puntualmente, por dejarnos en 1983 el libro de Rodríguez Roselló "Logo, de la tortuga a la inteligencia artificial", en una de cuyas propuestas está basado el juego "Piensa un animal..."

Y no hay que olvidar a todos los que nos han enviado información, imágenes y vídeos a lo largo de estos años. ¡GRACIAS!