Ir al contenido | Ir al menú

Acerca de Animalandia

Dedicatoria

Para mi hermano Ángel, en memoria.

Decir los años setenta no parece suficientemente preciso para un espíritu científico; sin embargo, no puedo ocultar lo mucho que me complace la luz acuosa que irradian los recuerdos de mi infancia, dejándolos suspendidos mágicamente entre lo real y lo fabuloso.

En los años setenta, nuestro padre nos regaló la Fauna de Salvat en fascículos coleccionables. Cada dos lunes se presentaba a comer con el cuadernillo. Todos le esperábamos con notoria impaciencia, pero Ángel y yo llegábamos a acecharle en la esquina de la calle para darle un beso y ser el primero en abrir el fascículo y recorrer sus ilustraciones en busca de la ferocidad de las fauces del león o de la rotundidad del hipopótamo.

Por esos años, recuerdo a Ángel llevándonos a ver salamandras o tritones a la charca de los juncos que terminó secándose; o dándonos lecciones improvisadas de anatomía animal sobre una rana o una infortunada lagartija, armado de su media Gillette con el borde de esparadrapo; o pinchando bichos, intentando que todas sus patas quedasen elegantemente dispuestas y precisas para que aprendiésemos a distinguir una araña de un insecto.

Tanto interés tenía por la vida, que la vida se le acabó desbordando por fuera y por dentro...

Fernando Lisón Martín

Objetivos

Los objetivos de Animalandia apuntan en dos direcciones: una informática y otra zoológica.

Objetivos zoológicos

En la vertiente zoológica se trata de mostrar un apunte de la inmensidad contenida en el concepto de biodiversidad animal, con una profundidad de contenido que va ligeramente más allá de lo divulgativo.

Se pretende fomentar el conocimiento de la naturaleza entre nuestros alumnos, en la seguridad de que ese conocimiento conducirá, a través de la curiosidad y la maravilla que causa en el espíritu, a un profundo respeto hacia todo el mundo natural, en especial a la vida de todas las especies y, en particular, de los seres humanos, como vértice actual del proceso evolutivo de la naturaleza.

Los juegos que se proponen deben ser la gran ventana por donde la mirada del niño comience su asombroso viaje por el mundo animal.

En todo el proyecto se hace gran hincapié en la clasificación taxonómica del reino animal, porque pensamos que, además de ser valiosa en sí misma, los procesos mentales que subyacen en toda clasificación deben ayudar a los alumnos a estructurar mejor la realidad que les rodea, facilitándoles su comprensión.

Objetivos informáticos

Animalandia es un proyecto libre desarrollado son sofware libre en entorno LAMP (Linux, Apache, MySQL y PHP).

Pretende ser una pequeña aportación a la comunidad de software libre que tan generosamente ha puesto en nuestras manos herramientas tan maravillosas como GIMP, ImageMagick o el sistema operativo Linux.

Sirva pues para extender sus imparables tentáculos por el mundo, a veces demasiado vertebrado, de la educación.

Créditos

Animalandia es un proyecto ideado, creado y mantenido por Fernando Lisón Martín, profesor de Ciencias Naturales y Matemáticas en el Primer Ciclo de la ESO del IES Juan Carlos I de Ciempozuelos, al sureste de la Comunidad de Madrid (España).

Sin embargo, no habría podido llevarlo a cabo sin el compromiso y el estímulo constante e infatigable de Olga Gómez Agulló, compañera en el instituto y pareja en mi vida, y de nuestros hijos Álvaro y Raquel, que además colaboran en diversos aspectos del proyecto.

Gracias al apoyo del Servicio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, dependiente de la Dirección General de Infraestructuras y Servicios de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, durante el curso 2009-2010, Ignacio Gros (Gros.es y director técnico de la revista Vida Sencilla) se ha encargado del nuevo diseño gráfico, más accesible y robusto, y más compatible con los diversos navegadores, además de mucho más bello y elegante. También ha revisado parte del código dejándolo más limpio, estructurado y flexible.

Tampoco puedo olvidarme de otras muchas personas que me han ayudado a desarrollar el proyecto ni de todos los que envían material multimedia, la columna vertebral de Animalandia.